LA VOZ COMO TERAPIA Y METODO DE CRECIMIENTO, PSICOLOGIA Y ESTRUCTURA

PSICOLOGIA DE LA VOZ

 

Trabajar la voz desde un enfoque psicológico y estructural se corresponde a trabajar la personalidad y sus aspectos, como he aclarado en otra pagina la voz es la expresión vocal y emocional de quien somos verdaderamente.

Por lo contrario, se puede trabajar sobre cualquier tema personal tanto mental como emocional con y a través de la voz; sus correspondientes cognitivos-somáticas proceden y son las mismas áreas que se ven involucradas en el desarrollo de la temática o malestar, como el síntoma es relacionado con la causa.

Hay una conexión directa y precisa desde que se origina, desarrolla y expresa el efecto vocal, como toda experiencia de un ser humano requiere todas las etapas para ser cumplida, y esas pasan por la mente y por el cuerpo, donde las emociones interfieren entre el deseo original y el efecto final de la acción, tanto sea hablada cuanto un acto físico.

Mi trabajo utiliza la voz como efecto, como síntoma, y mi experiencia me ayuda a dirigir la atención a la origen y a los factores que han dado vida al síntoma, hasta llegar a las causas, pasando por el cuerpo y sus centros vitales.

Buena parte del trabajo se centra en desbloquear zonas del cuerpo que se consideran normales o que funcionan normalmente, ya que en realidad hay tensiones y rigidez automatizadas, micro-tensiones y hasta macro-bloqueos, donde determinados músculos ya no cumplen con su función orgánica y aun así no se detectan anomalías ya que la normalidad corpórea se ha ido acostumbrandodía tras día, hasta creer y sentir que todo esta bien, todo es normal (se les llama normalidad neurótica).

ESTRUCTURA Y ANATOMIA

 

La voz se produce como un trabajo coordenado de varias partes a la vez, el aparato que se encarga de emitir la voz se compone por varios músculos y elementos, y cada uno de ellos cumple una función especifica.

Lo que en el canto se define como el propio rango vocal tiene su explicación en el carácter de la persona, o sea es una expresión de su personalidad, y como tal influenciada y afectada por las mismas situaciones que afectan a la persona.

Mi trabajo identifica lo que afecta a la persona y lo traduce en el como y el donde eso se manifiesta, siendo ello la causa del síntomao sea de la voz, y trabaja tanto la causa cuanto el síntoma; es más eficaz abordar todos los niveles, aunque no al mismo tiempo.

Cabe precisar que la voz no es un elemento necesario en el ser humano, se ha comprobado que es una función desarrollada en un segundo momento en la evolución humana, pero lo que sí es necesario es la intencióno sea el mensaje que queremos enviar; si no hubiese voz el mensaje seguiría siendo la razón y el objetivo del querer comunicar, y eso es otro factor a tener en cuenta a la hora de identificar disfunciones, problemas, enfermedades, etc. con la voz.

La alineación de los 3 centros mental, emocional y corpóreo es básico para obtener equilibrio y armonía tanto en la voz como en la personalidad, para recuperar, sanar y mejorar la propia expresividad vocal. Todos tenemos des-alineacion en esos centros, quien más quien menos, y se requiere conocer con detalle los efectos y la apariencia de la no alineación para intervenir donde necesario y lograr que funcionen orgánicamente bien: eso es mi trabajo.

PROCESO COGNITIVO SOMATICO

 

La emisión de la voz se produce a través de la interacción de varios músculos y aparatos, y por cuanto compleja sea la acción no termina de ser la expresión vocal de un estimulo, un deseo, un pensamiento, una intención.

En el recurrido entre el input ( desde la mente-psique) y su efecto final encontramos la producción de la misma en el aparato bucofonador a eso dedicado (en el cuerpo-soma) donde especificas señales originan respuestas y movimientos específicos identificados en distintos músculos, nervios, huesos, cartílagos, etc. que cumplen, o quieren cumplir con el input/orden que les ha sido enviado.

Eso es el caso en el que un sonido es efecto directo de una intención precisa y directa.

Pero a menudo el comando inicial no es ejecutado consecuentemente a la orden, alguna pieza del sistema no responde como debería o no está al alcance de nuestra voluntad.

En ese desorden encontramos todas aquellas disfunciones llamadas dolores, problemas de garganta, mal funcionamiento de una u otra parte del aparato bucofonador, y eso ocasiona molestia en la persona.

La razón del porque algunas piezas del sistema no funcionan como deberían se debe de buscar en la forma correcta, no tanto como piezas defectuosas desde el punto de vista bio-mecánico (que puede ser pero son la minoría de los casos) sino mas bien ver y entender porque no pueden cumplir su nuevo mandato, buscar a cual otra orden están obedeciendo esas piezas que le impide cumplir con la orden mas reciente; muy a menudo están “trabajando” ordenes “ocultas” que corresponden a otras ordenes ya automatizadas y que ya no son conscientes. Son activas pero trabajan desde el subconsciente.

Es el caso de procesos sub-conscientes que todos tenemos activos en varias areas de nuestra vida y de nuestro cuerpo, y que están interfiriendo en este caso con nuestro deseo “vocal/expresivo”; la resolución entonces es identificar, elaborar y soltar la orden oculta para liberar la molestia/mal funcionamiento del aparato y realizar la acción deseada.

Un ejemplo sencillo es querer saltar desde una roca alta al mar y desear hacerlo, pero el cuerpo tiembla por miedo y te impide llevar a cabo la acción deseada. Siendo muy fácil e intuitiva la razón por la cual queremos tirarnos pero no podemos no lo consideramos un mal funcionamiento, si no que una simple reacción emocional que tiene efectos directos e importantes en el cuerpo, interviniendo entre la voluntad de hacerlo y la acción de hacerlo; normalmente se resuelve o bien superando la limitación “emocional” (miedo) que nos impide el cumplir, o rindiéndose a que eso hoy no lo vamos a conseguir. En la misma forma se producen efectos no orgánicos en la expresión vocal (la voz) la cual causa ha de ser buscada en alguna “limitación emocional oculta” que impide el cumplir del deseo consciente, tanto sea en el habla como en el canto.

MI VOZ LO DICE TODO

 

A veces me preguntan cómo es posible que la voz pueda utilizarse para conocerse, mejorarse y transformar la propia sombra en luz, no parece tener el potencial para dar pasos tan profundos, tampoco resulta fácil creer que la voz en si pueda ser útil para hacer frente a nuestras dificultades cotidianas.

Si vemos la voz solo como un simple sonido no podemos entender su alcance y su profundidad, si a cambio la vemos en su totalidad y tenemos en cuenta su verdadero proceder se abren escenarios nuevos donde muchas piezas cobran sentido.

El sonido de la voz se produce gracias a la interacción de varios músculos y sistemas del cuerpo; todos ellos reciben una señal para empezar a hacer su trabajo que viene desde el cerebro, y les dice qué tienen que hacer y cómo.

El cuerpo hace lo que puede y lo que sabe hacer, al igual que cuando subimos las escaleras o vamos andando, las piernas van según nuestro ritmo, capacidad, entreno, edad, estructura y prestación muscular, nuestra necesidad de llegar rápido o menos rápido, incluso los factores externos tienen su influencia, como la lluvia, el frio, el calor, el suelo, las cargas, etc.

Tal como esos factores afectan el caminar, así afectan nuestra voz, pero siendo un apartado del cual poco se conoce y menos se ha explorado nos hemos quedado con la idea de que la voz es solo lo que nos sale de la garganta, sin prestar excesiva atención a los otros factores que colaboran para ello.

Y es aquí, en la influencia y conexión con las otras partes/factores que encontramos las respuestas que buscamos: tanto las partes físicas de nuestro cuerpo cuanto nuestra parte emocional y mental tienen su rol en la emisión de la voz.

¿Entonces cuáles son estas partes? ¿Yo solo abro la boca y hablo, hay más que eso?

Pues sí. Cuando abro la boca para hablar debe de haber habido antes una señal desde el cerebro que le haya dicho a la boca de abrirse; para que esa señal salga debe de haber habido una intención de decir u comunicar algo; para eso debe haber pasado algo en nosotr@s que nos haya impulsado la necesidad de hablar.

Y así siguiendo…si juntamos las piezas y buscamos a cada una su sentido, el verdadero sentido, vemos formarse la estructura de la voz, donde cada factor influye en el efecto final de nuestra vocalidad.

¿Y cómo pasa esto? Sencillo, aunque algo articulado; vamos con ejemplos para entenderlo: 

tengo hambre, ósea una necesidad que siento, y empiezo a pensar que debería hacer algo para eso, entonces pienso, pienso de pedir la carta del menú para saber qué hay de comer, y elijo como hacerlo, pues hoy pido con educación la carta.

Mi voz entonces será el resultado de esos factores. Una voz que refleja hambre, pero no desesperada y curiosa para conocer la carta. Educada y interrogativa. Sin mas.

¿Puedes imaginarte una voz así? Muy bien. Sencillo hasta aqui.

Ahora vamos a variar los factores, añadimos prisa porque llevo tarde al trabajo y no puedo esperar demasiado; entonces ahora tengo prisa y algo de estrés, quizás tampoco me ayuda que el camarero no me mira justo ahora. ¿Puedes imaginar cómo será ahora mi voz y como estoy por dentro? Bien. Lo que siento por dentro inevitablemente se hará notar en mi voz.

Ahora añadimos más cosas: voy discutiendo con mi pareja toda la mañana y ahora ni siquiera nos ponemos de acuerdo sobre qué comer.

¿Ahora cómo será mi voz? Algo molesta, quizás nerviosa también a más de lo anterior, mediando entre atento pero nervioso, educado pero apresurado, tratando de no tirarlo al camarero y a la vez esforzándome para no explotar. Ya llevo una lucha interna. ¿Puedes imaginarlo o sentirlo?

Y más: desde siempre le tengo desconfianza a los restaurantes chinos, me gusta comer, pero estoy resentid@ porque una vez me tiraron la comida encima, así que no estoy tranquil@. De fondo siento nerviosismo, anterior a lo de la prisa de hoy. Esto también se refleja en la voz, no será suelta del todo, algo por dentro se queda tenso, ya solo por entrar en ese restaurante, no por la prisa. Mi voz ya no suena normal ni de lejos, como si yo fuera relajad@ de verdad, pero me la apaño para mantener un estatus exteriormente aceptable, no quiero que la gente me vea así. De espontaneo y fluido aquí ya no hay nada.

Y más: antes de volver al trabajo tengo que aclarar un tema de celos con mi pareja, me tiene tens@ hace días y no se lo he dicho hasta hoy, pero tengo que hacerlo. ¿Te Imaginas como estas por dentro ahora? Eso también afecta tu voz, esa tensión y miedo están en el estómago y en las tripas hace semanas, y no salen.

Y hoy tampoco logro hacerlo, una vez más me voy sin decirlo, me siento frustrad@ pero no quiero que se dé cuenta porque tengo vergüenza. Por dentro me pasan miles de cosas, estoy luchando para que no se desborden y a la vez de no pasar por tont@ delante de la gente.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Recuerdas como en ese caso el nudo en el estómago y en la garganta quita fuerza y seguridad a tu voz, quizás temblando? ¿Volviendo tu voz a un hilo inestable?

¿Y a veces te desvías del entrar en los temas importantes para evitar abrir ese tema que no sabes gestionar? Eso mismo, tu voz está algo atrapada, así como estas tu.

Puedes fingir y aparentar que no sea así, en eso nos hacemos expertos.

En realidad, soy una persona tímida y algo vergonzosa, me cuesta decir las cosas a la cara y sostenerlas, así que no es solo hoy que me encuentro así, es toda la vida que me siento poco clar@ y valiente, aunque me la apaño para que no se note, no lo soportaría; pues mi voz lo refleja tal cual, atrapada, desconectada del estómago por ser demasiado intenso sostenerlo y esforzándome par que no se me note tan débil. Presionad@ para aparentar normalidad evitando pasar por tont@ a los ojos de quien me está mirando. Y llevo así escondid@ toda la vida.

Esto es un cuadro muy cotidiano, muy común, puedes cambiar algunos factores y obtener otro cuadro, otra persona u situación, y otra voz. Cada situación nos ofrece un escenario distinto donde los factores influyen sobre mí y mi voz, tanto sea a breve, medio o largo plazo, como da ejemplo.

¿Como hace mi voz a reflejar todo eso?

El corte principal (pero no el único) para no sentir el angustia, y todas las emociones negativas en el estómago es volver rígido el diafragma, impidiendo así una libre función del sistema fonador, y causando una serie de otras consecuencias, entre las cuales rigidez del tronco, disminución de la flexibilidad, reducción del flujo de oxígeno y de la sangre, constante desconexión de lo que sentimos y esta pasando en la barriga, creando así una voz más superficial y menos profunda, restándole los tonos graves y fuertes: se les puede llamar desempoderada.

A menudo eso se compensa con un sobre esfuerzo de garganta, principalmente debido a que queremos que nos oigan, aunque nuestra voz no tenga poder y empuje para llegar de pleno a los otros, o más bien tenemos la sensación que sea así; así que desde un diafragma rígido ( por miedo, básicamente, miedo a esto o el otro) empujamos el aire hacia arriba reteniendo algo en la parte del esófago (causando varias consecuencias como reflujo, gastritis, etc.) y esforzando en la zona garganta, donde a lo largo empezamos a tener molestias, debido a ese sonido más bien agudo y alto en el cual la voz se ubica y se expresa, y que en realidad no sería su normalidad. Sin hablar de los pulmones y de como se ven afectados en su labor y capacidad respiratoria.

Es el típico caso del “esto no se dice, esto no se hace, esto está mal, no digas eso que vas a caer mal, si lo digo se enfada, etc. etc. “

Si consideras que esa persona viene haciendo esto desde toda la vida se hace evidente como la voz que conoce sea el mero resultado de actitudes anteriores, ósea caracteriales, pero no por eso refleja su sonido natural, no hay autenticidad, y es bastante lejos de su voz natural, así como de su autenticidad como persona. Todo su aparato fonador se ve comprometido por tener que sostener una lucha interior “donde quiero pero no puedo, me gustaría pero no se hace/dice”.

En CONSCIENCIA DE LA VOZ trabajamos y tomamos consciencia de todos los aspectos y procesos relativos a la voz, que son los mismos procesos interiores activos de nuestra personalidad, algunos conocidos y otros desconocidos; con la práctica se hacen evidentes nuestros patrones y nuestras características, dando espacio para conocer, procesar y transformar los aspectos llamados sombra: miedo, rabia, frustración, inseguridad, incomprensión, tristeza, debilidad, vergüenzas, etc y obteniendo a la vez conocimiento de si mism@s, desbloqueos físicos, espontaneidad, conexión con nuestras emociones y la seguridad, libertad y paz que eso conlleva.

Trabajar la voz es lo mismo que trabajar sobre la sombra para liberar la luz interior.

INTERACCION EMOCIONAL

 

La terapia corporal, la bioenergetica, la psicosomatica y otras tecnicas asumen que hay una relacion directa entre lo que sentimos ( emociones) y el estado de salud de nuestro cuerpo: cuanto mejor sea nuestro estado emocional tanto mejor y vital se encuentra el cuerpo fisico, y cuanto mas activos y vitales nos sentimos tanto mejor sube nuestro estado emcoional; esto creo que podemos comprobarlo por nosotros mismos.

Un paso mas allá implica considerar tambien el estado mental, desde el cual se supone que se producen las ordenes que luego se envian al cuerpo y se tranforman en emociones, acciones, sensaciones y lo mismo en direccion contraria: los inputs sensoriales desde el cuerpo llegan al cerebro a traves del sistema nervioso y dan origenes a unos cuantos procesos de elaboracion los cuales acaban en unas consideraciones que nuestro cerebro concreta como ideas, sensaciones, impresiones, etc.

El cuadro completo entonces del proceso sensorial ve implicado tanto el cuerpo, cuanto las emociones/sensaciones como los pensamientos.

Esos son los cimientos de la psicosomatica, que ve el ser humano como un sistema activo e interactivo de todos sus centros, nunca desconectados entre si, mas bien en continuo y constante comunicación.

La voz es parte de este sistema, y tanto como las disfunciones o desequilibrios del cuerpo ( enfermedades) es afectada por el proceso de interacción entre los centros del sistema humano: su expresion se corresponde a un preciso estado y funcionamiento de los cetnros, y al variar, interrumpir, bloquear o acelerar la interaccion entre cada cetnro se produce un efecto en todo el cuerpo, y tambien se refleja en la voz.

Con esta lectura podemos definir la voz como el producto final de la interacción entre los centros, donde cada variacion influye sobre ella.

Cada centro es importante pero el centro que mas se escapa a la comprensión de la producción vocal es el centro emocional, basicamente porque nadie tiene una verdadera gestión ni conocimiento de todos sus estados emocionales, y se desconocen los efectos que esos producen en el cuepro, en la salud y, por supuesto, en la voz.

Devolver el justo equilibrio al centro emocional es el factor mas importante en la gestion consciente de la propia voz, ya que eso significa volverse conscientes de los propios procesos cognitivo-emocionales, en otras palabras significa conocerse a si mismos, desvelando poco a poco lo que se esconde en nuestro sub-consciente. Una voz consciente indica una persona consciente, consciente de si misma y sus procesos emocionales.

Comentarios

comentario